El plural de gentes





a) Español generalgente (personas), es un sustantivo femenino y se usa como nombre colectivo, no contable.

                       Ejemplo: La gente habla bien

  • Admite un plural expresivo, utilizado exclusivamente en expresiones literarias.

 «Fue ella quien me introdujo en las cosas, en las comidas, en las gentes de aquí» (Benedetti )


Según el DPD, la discrepancia entre plural y número gramatical puede dar lugar a errores de concordancia.


b) En el español de ciertas zonas de América, especialmente en México y varios países centroamericanos, se usa también con el sentido de ‘persona o individuo’, es decir, como sustantivo contable y no colectivo.

                          Ejemplo: Manuel era  una gente muy cordial

Pero con este sentido, su uso en plural es obligado cuando se quiere referir a más de una persona.

Ejemplo: Alrededor de la tina, en la que podían caber cinco gentes, había muchas plantas»
  •  En España solo es normal el uso de gente con referente singular en la expresión buena (o malagente, que también se documenta en el español americano: «Yo soy muy buena gente»

                            Ejemplo: Él es muy buena gente 
                                           María no era mala gente
             
c)  En el español coloquial de muchos países de América se emplea también, como adjetivo o como sustantivo, con el sentido de ‘[persona] honesta, amable y servicial’ y ‘[persona] distinguida o de buena posición’:

 «Sería conveniente que llamara al doctor Pereyda […]; él es muy gente y seguramente no le cobrará» 




¿Es lo mismo líder que lideresa?



Palabras que tienen el mismo significado pero que la sociedad le da, en función de si es femenina o masculino, otras connotaciones.


Y en ese afán mío por buscar esos términos, encontré  este blog (http://blogs.20minutos.es/mas-de-la-mitad/2013/10/28/es-lo-mismo-lider-que-lideresa/)  y creí interesante compartir su contenido. Reproduzco algunas de las notas de ese post, escrito por Laura Hurtado.

“Todavía hay quién duda de que la palabra lideresa sea correcta, pero esta vez, oh sorpresa, hasta la recoge el Diccionario de la Real Academia de la Lengua ¿Será porque la aparición de cada vez más mujeres ocupando puestos de liderazgo tiene su reflejo en la lengua o porque son tan diferentes las lideresas de loslíderes que merecen una palabra propia?

Perla Álvarez (Paraguay), Juana Olivia Hernández (México) y Salvadora Moreno (España) cuentan  qué implica ser una lideresa. Comparto aquí algunas de las características que citaron:
-Movidas por la necesidad.“Nos mueve la convicción de que somos necesarias. Somos la mitad del mundo, producimos más del 70% de los alimentos y no somos valoradas”
-Combinar múltiples tareas. Para ir a una reunión tenemos que dejar la comida hecha y los niños dormidos.
-La unión de cabeza y corazón. “Nos mueve la inteligencia, usamos la palabra en oposición a la violencia que sufrimos…
-La invisibilidad.“Las lideresas no son mencionadas en los medios…”

Uso de puntos suspensivos…

Los puntos suspensivos son un signo de puntuación formado por tres puntos consecutivos (nunca cuatro). Y su función consiste en dejar el discurso en suspenso.
Según el  DPD: sirven para indicar que en el discurso hay una pausa transitoria, que exprese duda, temor, vacilación o suspenso.
Ejemplo: No sé qué hacer… No lo sé.
Cómo escribirlos

Se deben escribir pegados  a la palabra o al signo que le anteceden, y separados  por un espacio de la palabra o el signo que los sigue. Si lo que sigue a los puntos suspensivos es otro signo de puntuación, entre ambos no debe dejarse espacio.
a)      Cuando los puntos suspensivos  cierran el enunciado, la palabra siguiente se escribe con mayúscula inicial.
Ejemplo:
                 El problema es que si no viene… Mejor no pensaré mucho.
Si no se cierra el enunciado y éste continúa tras ellos, la palabra que sigue se escribe con minúscula inicial.
                
                Estoy  decidido a ir… esta vez iré.
b)      Sirven para interrumpir voluntariamente un discuso cuyo fianl se da por conocido o sobreentendido. También se usa cuando se reproduce un refrán o fragmento literario.  
                   Mejor malo conocido…
c)      Igualmente  para insinuar, evitando su reproducción, expresiones malsonantes  o inconvenientes.
d)     También se usa cuando por cualquier otro motivo se quiere dejar el enunciado incompleto.  
      Ejemplo:  Fue muy doloroso  para mí… No quiero hablar más.
Van entre paréntesis (…)  o corchetes […] cuando indican la supresión de un fragmento  en una cita  textual.
 Ejemplo: “Fui  Sebastián el grande y ahora soy […] Sebastián el malo”

Uso "de deber"

Según el DPD“deber” es un verbo regular. No son correctas las formas sincopadas del futuro y del condicional simple: debrá, debría, normales en el español clásico pero, ahora son formas vulgares.

Funciona como auxiliar en perífrasis de infinitivo que denotan obligación y suposición o probabilidad

     1.- Deber + infinitivo. Denota obligación

              Ejemplo: Debo cumplir con el trabajo
Con este sentido la norma culta rechaza, en la actualidad, el empleo de la preposición “de” delante de infinitivo.

      2.-Deber de + infinitivo. Denota probabilidad o suposición.

                Ejemplo: No se oye nada. Mis abuelos deben de  haber salido

 La lengua culta, en este caso,  también admite su uso sin preposición.

                Ejemplo: María, su madre, debe tener unos treinta años














Fuente:Diccionario panhispánico de dudas ©2005